¿Cómo abrir una cuenta bancaria de empresa en EEUU como no residente?

Uno de los primeros pasos que deben realizar las empresas extranjeras al lanzar su negocio en el mercado estadounidense es la apertura de una cuenta bancaria. Esto puede resultar complicado cuando la compañía no cuenta con empleados residentes en el país o no dispone de una dirección física permanente, algo que ocurre con frecuencia al inicio del proyecto de internacionalización e incluso en fases posteriores. Muchas empresas estadounidenses de propiedad extranjera son gestionadas de manera permanente por personal no residente, con apoyos puntuales de un representante local.

La disponibilidad de cuenta bancaria estadounidense es de gran importancia por múltiples motivos: 

  • Permitirá contratar servicios locales y cobrar por ventas con mayor facilidad. Por ejemplo, algunos mercados online exigen la disponibilidad de cuenta bancaria en EEUU.
  • Es un elemento fundamental a la hora de proporcionar una imagen de cercanía a los clientes.
  • La apertura de cuenta iniciará el proceso de creación de historial crediticio de la entidad, que facilitará en el futuro todo tipo de gestiones financieras y de negocio.
  • Evitará comisiones y pérdidas en los cambios de divisas al minimizar el número de transferencias internacionales, que podrán realizarse en ocasiones puntuales utilizando mecanismos más eficientes, como el uso de ‘brokers’ mayoristas que dan tipos de cambio mucho más competitivos.

Requisitos

Los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 ocasionaron algunas reformas importantes en el sistema, incluyendo la ley conocida como ‘Patriot Act’ que restringe de manera sustancial las operaciones financieras de personas y organizaciones extranjeras.

Un requisito previo ineludible para poder abrir una cuenta bancaria de empresa en EEUU es la creación de una entidad legal en este país. No es posible abrir una cuenta a nombre de una empresa extranjera. Nuestra guía gratuita da una descripción detallada de los pasos necesarios, opciones disponibles y costes asociados a la creación de empresas en EEUU.

Tras haber constituido dicha entidad deberá procederse a obtener su número de identificación fiscal federal (EIN). Los documentos asociados a estas gestiones (ej. ‘Articles of Incorporation’, carta de confirmación del EIN, etc) deberán ser presentados al solicitar la apertura de la cuenta bancaria.

Otro requisito habitual es la existencia de un representante autorizado que sea residente en EEUU. No es necesario que tenga la nacionalidad estadounidense o un ‘Green Card’ pero debe disponer de autorización para residir en el país.

Igualmente, será necesario que exista una dirección física asociada a la empresa en EEUU, normalmente en el mismo estado de la sucursal bancaria elegida. Puede ser la dirección del representante autorizado. En ocasiones también puede utilizarse la dirección del agente registrado que se haya empleado a la hora de constituir la empresa, siempre que acepte reenviar las cartas del banco y que la entidad financiera no tenga inconveniente.

Puede ser de utilidad emplear los servicios de subsidiarias estadounidenses de bancos internacionales con los que la empresa o el empresario tengan una relación de negocio sólida. En caso de que la entidad elegida no cuente con sucursales en la zona de operaciones objetivo, será útil abrir además una cuenta operativa en algún gran banco estadounidense (como JP Morgan Chase, Bank of America, Citibank o Wells Fargo), por sencillez. Es recomendable verificar los costes de mantenimiento y de ciertas transacciones que vayan a utilizarse con frecuencia para asegurar que se elige una opción adecuada.

La mayoría de los bancos exigen la realización de algunos de los trámites en persona, los cuales pueden ser realizados por el representante autorizado que como hemos indicado debe residir legalmente en EEUU. Un pequeño depósito inicial de unos $100, que puede variar en función del banco, suele ser necesario para formalizar la apertura.

Cada banco puede definir condiciones adicionales y solicitar otros documentos. Por ejemplo, algunas entidades requieren ‘Certificate of Good Standing’ emitido por el estado en el que fue constituida la empresa estadounidense que demuestra que está operando de acuerdo a las normas aplicables. En ocasiones también se exige que la empresa proporcione documentos firmados por sus administradores indicando qué personas están autorizadas para realizar operaciones bancarias (‘Banking Resolution’).

Recientemente han surgido bancos que ofrecen cuentas online para empresas, como Azlo (del grupo BBVA), Novo, Mercury o NBKC que pueden simplificar en parte el proceso de apertura y gestión remota de la cuenta, aunque seguirán siendo aplicables la mayoría de los requisitos indicados.

¿Cómo puede ayudar Markentry USA?

Desde Markentry USA podemos asistir con todas las necesidades asociadas a cualquiera de las fases del ciclo de vida de la creación de un negocio en EEUU, incluyendo la constitución de la empresa estadounidense y la apertura de una cuenta bancaria. Igualmente podemos proporcionar el apoyo local necesario para su gestión y participar en el reclutamiento de empleados para la filial estadounidense. Contacte con nosotros para estudiar sus necesidades y estudiar cómo podemos ayudarle desde EEUU.